Inicio / Reportajes / ¿Criterios a la Hora de Votar?

¿Criterios a la Hora de Votar?

Material del Consejo
Editorial de Estudios Evangélicos
Autorización para publicar en este medio:
Dr. Manfred Svensson

Cuando las coaliciones políticas
se muestran ansiosas de
conseguir apoyo de sectores
numerosos es importante
recordar criterios que cristianos
de variadas tendencias políticas
deben tener en cuenta a la hora
de actuar políticamente.

Son muchos los cristianos evangélicos que viven momentos de agitación, confusión, tentación y manipulación en su relación con la vida política. Este hecho se acentúa en tiempos de elecciones, cuando las coaliciones políticas buscan ansiosas el apoyo de un sector social numeroso, y los creyentes se ven tentados a usarse a sí mismos como moneda de
cambio.
Presentaremos diez criterios que los cristianos de variadas tendencias políticas debieran  debieran tener en cuenta a la hora de actuar políticamente:

1. preocupémonos
El cristianismo no es una secta gnóstica que busque retirarse del mundo, sino que implica responsabilidad por un mundo caído pero creado como bueno. No debemos olvidar que en este mundo somos tanto peregrinos como ciudadanos. Busquemos el bien de la ciudad.

2. seamos atrevidos y cuidadosos
Hay que atreverse sin ser “atrevido”, pues demasiados creyentes tienden a confundir arrojo y valentía con impertinencia y desatino. Con eso se pone en juego no sólo la credibilidad de sus propias convicciones políticas, sino también la credibilidad del testimonio cristiano.

3. cultivemos inDepenDencia De juicio
Confundimos el ser ciudadanos con ser grupo de lobby. Estar satisfechos con la aceptación ante Dios nos libera de la búsqueda de reconocimiento. Con esa independencia se podrá desarrollar una mirada crítica ante tantos programas y partidos.

4. Que nuestra independencia se arraigue en la tradición cristiana De reflexión social
La sola independencia no ilumina a nadie, el mero intento por ser “propositivo” tampoco. Necesitamos estar arraigados en la larga tradición cristiana de reflexión social, capaz de pensar el orden político desde sus propias categorías.

5. Desarrollemos alianzas sabias

Formar partidos políticos evangélicos llevará a perpetuar nuestra incapacidad de interactuar con quienes poseen creencias distintas. En lugar de eso busquemos alianzas sabias en las que uno se une más que por la sola existencia de un adversario en común y en las que se es capaz de preservar cierta independencia.

banner468x60

6. Representemos programas coherentes
Reducir su discurso a la “agenda valórica” es olvidar que nuestro actuar completo debe ser objeto de examen. El cristianismo constituye una visión integral que dignifica a la persona, la familia y a las restantes instituciones en que nos desenvolvemos en el mundo.

7. Hablemos De lo que sepamos
El callar puede significar cobardía o indiferencia, pero muchas veces puede ser también una muestra de honestidad intelectual. Debemos acabar con el clericalismo protestante y dejar este trabajo en manos de los laicos.

8. Tengamos mentalidad de largo plazo
La vida política requiere responder a urgencias, tanto más en países inestables como son los nuestros, en los que muchas veces un cambio de gobierno basta para que todo pueda cambiar (para bien o mal). El mundo evangélico se ha enfocado tanto en esto que ha desatendido las tareas culturales de largo plazo en las que se gestan cambios mucho más profundos.

9. Fortalezcamos la vida institucional

El mundo evangélico, con su énfasis en la salvación
individual y una espiritualidad personalista, manifiesta
un preocupante descuido por las instituciones –
incluyendo la iglesia-. Recuperemos la valorización
de las instituciones, en las que nos encontramos
involucrados.

10. Comprenamos nuestro lugar en una sociedad plural

Nuestra sociedad está compuesta por personas que adhieren a múltiples creencias y filosofías. Tenemos el deber de esforzarnos por entender a los restantes, fomentar el diálogo informado y respetuoso, diálogo que es compatible con tener convicciones firmes.

Una sociedad democrática como la que habitamos, y que es ejemplo para otras regiones en desarrollo del mundo, no es algo a ser rechazado, sino sabiamente cultivado.

Acerca admin

también puedes ver

Castigo a los Profetas

Israel.-Moisés concluyó la misión de abatir a los medianitas y esto marca el final en …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *