Inicio / Editorial / “Llegó el momento”

“Llegó el momento”

Considero que es el momento más oportuno, más allá de dar una opinión como cristianos evangélicos, de marcar y defender nuestros valores como cristianos y como ciudadanos. No es posible que el mundo político a vista y paciencia de todo un país, esté haciendo uso de sus influencias a favor de sus militantes, causando un perjuicio enorme para toda una ciudadanía que ya está cansada de escuchar propuestas y defensas ante lo indefendible, creyendo ser dueños de la verdad.

Más allá de los valores, ética y moralidad que nos rige como estilo de vida, tenemos que agregar a la defensa de los valores, los temas sociales que dejan en evidencia un pésimo manejo en desmedro de los que trabajamos honestamente y cumplimos con lo que Dios nos manda como ciudadanos.

Por ejemplo sólo nombrar las famosas AFP, que entregan una pensión vergonzosa a personas que han trabajado toda la vida, falencia reconocida por los mismos que manejan estas instituciones.
La disparidad en la justicia, en los tratos de corrupción, los negociados en política, el aumento de la delincuencia que causa un  estado de vulnerabilidad y temor, donde sentimos que ni en nuestros propios hogares estamos seguros; ni hablar del sistema de transporte público como el Transantiago y de los asaltos frente a los propios portones de las casas (“portonazos”).
Y si continuamos, la salud, el aumento de la cesantía y la disparidad en el sistema de educación pública, subvencionada o privada, no se quedan afuera.
Considero que hoy es el momento oportuno para pronunciarnos como hijos de Dios, cumpliendo con nuestros deberes, pero también reclamando nuestros derechos, como ciudadanos  de este país.
Es tiempo de realizar un pronunciamiento en aquellas cosas que el Señor nos ha enseñado a través de las escrituras.

Debemos atrevernos a decir que NO estamos de acuerdo con el ABORTO, en sus tres causales, sino con la vida; tampoco con el MATRIMONIO entre personas del mismo sexo, sino en el MATRIMONIO entre un hombre y una mujer, y por último respecto a la IDENTIDAD DE GÉNERO.
No podemos permitir que un niño de 5 o 6 años, pueda definir y decidir su género independiente de su sexo biológico, sin autorización de sus padres, ni examen psicológico y que lo marcará por el resto de su vida.
Creo que el libro de Josué es el que debemos aplicar hoy, en el capítulo 1: 9 nos dice, “Esfuérzate y sé valiente”, hermanos y amigos no temamos, ni desmayemos porque Dios estará con nosotros en donde quiera que vayamos.

El Director

Acerca admin

también puedes ver

editorial

“Todos, unánimes, juntos”

Estas tres palabras tienen un gran significado, fueron practicadas por la iglesia primitiva cuando compartían todo según la …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *