Inicio / Internacional / Como viven los cristianos en Siria

Como viven los cristianos en Siria

“No encuentro justo partir y dejar ese lugar en una situación tan precaria; yo tengo la convicción de que la ciudad será aún mejor de lo que era si los cristianos permanecieran aquí para luchar”

Al contrario de lo que muchos pueden pensar, los cristianos sirios no lamentan su situación de guerra y ni piensan en abandonar el país por cuenta de los ataques violentos del Estado Islámico. En verdad, ellos piensan en luchar para reconstruir todo lo que fue perdido. Muchos templos fueron destruidos, más la iglesia de Cristo permanece en pie allá. La guerra, que comenzó en 2011, aún no termina, y mismo en medio de tantas dificultades, hay quien predique el evangelio a los sirios.

“No encuentro justo partir y dejar ese lugar en una situación tan precaria; yo tengo la convicción de que la ciudad será aún mejor de lo que era si los cristianos permanecieran aquí para luchar. No puedo imaginar nuestra tierra sin una iglesia”, dice Sarah* una joven de apenas 21 años que enfrenta la persecución religiosa en la ciudad de Alepo.

La nación está en la 6° posición de la actual de la actual Lista Mundial de la Persecución, donde hay muchos ataques dirigidos a todos aquellos que se deciden por Cristo. Restaurantes cristianos ya fueron objeto de ataques organizados, varias personas fueron muertas y muchas quedaron heridas. Hay muchas explosiones que afectan a barrios enteros, damnifican comercios y asustan a los moradores. Los ataques suceden de repente, y muchos, son causados por hombres o mujeres suicidas.

No hay un pronóstico de una vida estable, segura o pacífica para los cristianos sirios, principalmente para aquellos que viven en la línea de frente o en áreas tomadas por los rebeldes. Pero en medio de tanta violencia y persecución se vislumbra la esperanza. Aunque muchos hayan dejado el país para proteger sus familias, algunos viven desplazados, pero comprometidos en servir a Dios en cuanto la guerra ocurre. Es increíble, pero fue contado un crecimiento en el número de personas que se convierten a Cristo, aun pasando por momentos tan difíciles.

No nos podemos quedar de brazos cruzados en cuanto a millares de personas tienen que enfrentar las consecuencias de la violencia y de la persecución. Firme la petición “Un millón de voces de esperanza” y ayude a reivindicar a nuestros hermanos sirios e iraquíes el derecho a la igualdad, dignas condiciones de vida y un papel relevante en la reconstrucción de la sociedad. Únete a nosotros e involúcrate con la Iglesia Perseguida. ¿Puedes levantar tu voz y hacer la diferencia?

TraductorKevin Rubiano

www.puertasabiertas.org

 

Acerca admin

también puedes ver

Dios protege a cristianos de terroristas con tormentosa lluvia en África

Dios protege a cristianos de terroristas con tormentosa lluvia en África

Una iglesia situada en el África central sufrió un ataque terrorista, el martes (15) durante …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *